Todo lo que debes conocer sobre la anemia ferropénica en niños

Todo lo que debes conocer sobre la anemia ferropénica en niños

La anemia ferropénica en niños es una enfermedad que siempre está al acecho y la cual puede atacar a tu hijo en cualquier momento, ya sea por un bajo aporte de hierro la anemia ferropénica es una enfermedad que no debes pasar por alto.

¿Qué es la anemia ferropénica en niños?

La anemia en sí es un padecimiento médico que se produce cuando hay un déficit de hierro, es decir, la anemia ferropénica en niños se presenta cuando el infante no recibe la cantidad suficiente de hierro. Algo que debemos tener muy en claro es que este mineral es de suma importante para nuestro cuerpo, siendo una parte fundamental de la hemoglobina (Proteína que transporta oxígeno en la sangre).

Mencionado todo esto, debemos aclarar ¿porqué se produce esta enfermedad?, como mencionamos se ocasiona por una falta de hierro, pero ¿Qué genera que nuestro cuerpo tenga una falta de hierro?, muy simple nuestro cuerpo obtiene este valioso mineral por medio de los alimentos, pero también de los glóbulos rojos viejos. En este sentido, el déficit de hierro que puede ocasionar anemia ferropénica en niños, se debe a; Incapacidad para absorber el hierro, pérdida de sangre, alimentación pobre de este nutriente, excesivo consumo de leche, ciertas alergias alimentarias y por último una intoxicación con plomo.

¿En qué edad se presenta la anemia ferropénica en niños?

Todo lo que debes conocer sobre la anemia ferropénica en niños 2

Por lo general esta enfermedad se presenta en niños de 6 meses y 3 años de edad y más cuando estos no tienen una buena nutrición. Básicamente la nutrición del infante juega un papel importante en el desarrollo de esta condición. No obstante hay casos donde puede afectar a niños mayores. Lo importante siempre es visitar al médico en caso de presenciar los siguientes síntomas:

  • Tener las uñas quebradizas.
  • Mareos y dolores de cabeza.
  • Debilidad y cansancio prolongado.
  • Piel pálida, aumento de peso y talla.
  • Falta de apetito o ansias por alimentos inusuales.
  • Presenciar un color azul o muy pálido en la esclerótica de los ojos.

¿Cómo se diagnostica la anemia ferropénica en niños?

Al momento de detectar esta enfermedad se debe hacer una valoración física y un interrogatorio. Para luego proceder a un análisis de sangre, de esta manera se puede detectar si los glóbulos rojos tienen deficiencia de hierro.

Las pruebas que se realizan son hematocrito (para detectar anemia y otros trastornos en la sangre), ferritina sérica (Indica la cantidad de hierro en el cuerpo), hierro sérico (indica los elementos en nuestra sangre) y la capacidad total de fijación del hierro o CTFH (Nos indica la capacidad de la proteína transferrina para transportar hierro a la sangre).

¿Cuáles son los tratamientos para la anemia ferropénica en niños?

 

El principal tratamiento es agregar alimentos con hierro es su dieta, la cantidad recomendad por día para los niños es de 8 a 10 mg. Alimentos como las carnes magras, pescados, huevos, legumbres, frutos secos y otros son fundamentales en la dieta del infante.

Sin embargo, cuando una alimentación sana no es suficiente para tratar los bajos niveles de hierro y la anemia, el especialista debe sugerir el uso de suplementos de hierro, los cuales se deben consumir por vía oral.

IMPORTANTE: No administra ningún tipo de suplementos de hierro o vitamina, sin el previo consentimiento del médico.

Prevenir la anemia ferropénica en niños

Todo lo que debes conocer sobre la anemia ferropénica en niños 3

Tanto una buena alimentación y los chequeos son aspectos importantes, al momento de prevenir esta enfermedad. En el primer punto (la alimentación), siempre que sea posible debes darles leche materna a los niños, esto debe hacerse hasta los 6 meses de edad. Por otro lado si el infante se niega a tomar leche materna, el suplemento usado para remplazarla debe estar enriquecido en hierro. Cuando el niño llegue a los 5 o 6 meses puede ir proporcionando frutas, vegetales y carnes magras. Otro aspecto importante es evitar la leche de vaca hasta los 12 meses de edad.

En el segundo punto (los chequeos), siempre que presencies algunos síntomas de la anemia ferropénica en niños, debes llevar al infante con el pediatra. Si el niño ha sufrido anteriormente anemia ferropénica o presenta algún factor de riesgo, las visitas al pediatra deben ser constantes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

shares