Pericardiocentesis: todo lo que debes conocer

Pericardiocentesis: todo lo que debes conocer

La pericardiocentesis es un proceso médico donde se extrae líquido del pericardio. Este proceso se logra haciendo uso de una agua, la cual se inyecta en el pericardio (tejido que rodea el corazón).

¿Qué es el pericardio?

El pericardio se conoce como el saco que rodea al corazón, el mismo está compuesto de dos envolturas o capas. Debido a esto se encuentra localizado en el interior del mediastino (espacio entre el medio de la caja torácica).

Además este también recubre al inicio de diversos vasos sanguíneos principales, los cuales parten de este órgano. Gracias a esto podemos detectar el pericardio fibroso y el seroso.

Pericardio fibroso

Se trata del tejido que compone la parte externa, cuyo tejido es resistente y presentar una forma cónica. De igual forma dicha capa está unida al diafragma por medio de un líquido pericardio frénico. Gracias a esto el corazón se mantiene en su sitio cuando nos movemos y limita la expansión o distensión del mismo.

Pericardio seroso

Este representa la zona interna y posee dos envolturas las cuales son:

  • Capa visceral (pericardio parietal): Es el que se encuentra ubicado sobre la cara interna del pericardio fibroso.
  • Capa visceral (pericardio visceral): Se encuentra ubicado directamente sobre el miocardio (tejido muscular del corazón, cuya función es bombear sangre).

Entre la capa visceral y parietal, podemos encontrar un espacio llamado cavidad pericárdica. La misma tiene como función, facilitar el desplazamiento de las capas cardiacas. Es gracias a este líquido que el corazón puede llevar a cabo sus movimientos de una forma natural.

Proceso para la pericardiocentesis

Pericardiocentesis: todo lo que debes conocer 3

Seleccionar el lugar: El primer paso para el equipo médico es encontrar el lugar donde se realizará la intervención. Este procedimiento se lleva a cabo en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI), no obstante en ocasiones puede hacerse en la habitación del paciente.

Colocar vía intravenosa: En uno de los brazos del sujeto se debe colocar vía intravenosa, para administrar líquidos o medicamentos de ser necesario. Por lo habitual esto se hace en caso de alteraciones en el ritmo cardiaco sensual (arritmia) o en caso de que la presión arterial disminuya cuando se lleva a cabo el procedimiento.

Limpieza y anestesia: Luego de colocar vía intravenosa, se debe limpiar por debajo del esternón y aplicar un anestésico local. De este modo el paciente no sentirá ningún problema cuando la aguja penetre.

Insertar la aguja: En este punto se debe hacer uso de un ecocardiograma, para guiar la aguja hasta la zona adecuada, con ayuda de los ultrasonidos. Cuando la aguja llegue al lugar adecuado se debe cambiar la aguja por una sonda o un catéter, con el fin de drenar el líquido a un recipiente. Esto puede durar varias horas, durante ese tiempo el médico debe estar vigilando los signos vitales del paciente y su reacción a la operación.

En caso de que se presente alguna complicación durante el proceso, los expertos en cuestión procederán a realizar una pericardiocentesis quirúrgica. Se trata de un procedimiento más invasivo y se requiere de anestesia. En el cual se drena el líquido a la cavidad abdominal o pleural, para hacer que el proceso de drenado sea más fácil.

Antes de la pericardiocentesis

Antes de que se lleve a cabo este procedimiento el médico en cuestión, le informará de las pautas que debe seguir. Por lo habitual este recomendara no comer o beber horas previas a la intervención.

De igual forma se debe firmar el consentimiento de la operación y comprensión de los riesgos que dicho procedimiento conlleva.

¿Cuándo realizar una pericardiocentesis?

Pericardiocentesis: todo lo que debes conocer

Hay diversas razones por las que se puede drenar el líquido del pericardio, algunos casos serian derrame pericardio o taponamiento cardiaco.

En el primer caso (derrame pericardio), se trata de una acumulación del líquido en la cavidad pericárdica y la pericardiocentesis se usa para identificar la causa de este trastorno sin importar si es frecuente o agudo. Dicho problema genera presión en el corazón y alteraciones en su funcionamiento.

En el segundo caso (taponamiento cardiaco), se tiene una presión elevada del pericardio, ocasionado alteraciones en su funcionamiento. Debido a esto se recomienda una pericardiocentesis, como tratamiento ya que el problema puede llegar a ser mortal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

shares