Cómo usar el aceite de mamey para darle una mejor apariencia a tus pestañas

Uno de los mejores remedios naturales para hacer ver más bonitas las pestañas es ese que se elabora con aceite de mamey debido a que tiene bastantes propiedades beneficiosas.

Si te has interesado por eso, estas en el artículo correcto porque aquí conocerás como debes usar el aceite de mamey para lograr que tus pestañas estén siempre bonitas y saludables.

Propiedades del aceite de mamey para las pestañas

El aceite de mamey es uno de los más utilizados para darle una mejor apariencia a las pestañas porque tiene vitaminas, minerales y aceites grasos. Al utilizarlo podrás obtener las siguientes propiedades:

– Propiedades humectantes: Los ácidos grasos del mamey logran que las pestañas tengan la humectación necesaria para que crezcan sanas y se vean más sedosas.

– Propiedades regeneradoras: De nuevo los ácidos grasos de este aceite ayudan a prevenir la caída de las pestañas porque nutren los folículos para que crezcan más fuertes y con volumen.

– Propiedades estimulantes: Si quieres hacer que las pestañas crezcan más rápido, el aceite de mamey puede lograrlo por su buen contenido en vitamina C que activa la producción del colágeno.

– Propiedades astringentes: Otro de los beneficios que te otorga este aceite es la eliminación de piel muerta, inflamaciones, picores o caspa en las pestañas por tener un efecto astringente en ellas.

– Propiedades antioxidantes: El paso de los años hace que las pestañas se vayan haciendo más finas. Si quieres revertir ese efecto, los betacarotenos del aceite de mamey lo pueden lograr.

Cómo utilizar el aceite de mamey para las pestañas

Ahora que ya conoces todas las cualidades del aceite de mamey te dejaremos los pasos para que obtengas todos esos beneficios.

  1. Consigue aceite de mamey natural en alguna herbolaria y algunos bastoncitos de algodón.
  2. Cuando los tengas, lava tu rostro eliminando el rastro de maquillaje. En especial el de las pestañas.
  3. Una vez hecho, aplica unas cuantas gotas del aceite en los bastoncitos y aplícatelo sobre las pestañas suavemente.
  4. Si lo ves muy complicado, puedes hacerlo con las yemas de tus dedos.
  5. Se recomienda hacerlo antes de irte a dormir para que te lo dejes toda la noche.
  6. Al otro día lávate el rostro con abundante agua.
  7. Haz todo ese proceso unas 2 o 3 veces por semana y veras buenos resultados.

Sigue esos sencillos pasos y lograras que en pocos días tus pestañas tengan una mejor apariencia porque los beneficios de este aceite se dejan notar rápidamente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *