5 baños caseros de belleza y relajación que puedes preparar en casa

La rutina del día a día puede ser muy cansada a tal punto que al final de nuestras ocupaciones lo único que queramos sea despejar la mente para relajarnos al máximo. Y una excelente manera de lograrlo es mediante un baño relajante que para bien son fáciles de realizar. ¿Cómo? Aquí aprenderás a hacerlos de la forma más fácil.

En esta ocasión queremos enseñarte cómo preparar un baño relajante en casa utilizando distintos ingredientes que por sus propiedades podrán aportarte buenos resultados.

Cómo hacer un baño relajante desde casa

Estos baños aparte de ofrecerte una buena relajación, también hidrataran tu piel, la mantendrán con buen aspecto y te aportaran nutrientes que tu cuerpo necesita. Por eso es que recomendamos cada uno de ellos.

1. Baño de leche y pétalos de rosa

Este baño puede hidratar la piel de aquellas personas que la tengan seca o desvitalizada. Lo que se necesita es:

  • Un litro de leche entera.
  • Pétalos de rosa.
  • Aceite esencial de rosa.

La preparación de este baño es fácil, pues solo debes agregar todo lo necesario a tu baño o bañera con agua caliente y pasar a relajarte por el tiempo necesario.

2. Baño de romero

Este otro baño relajante casero puede traer beneficios como mejorar la circulación, combatir las celulitis, varices, piernas cansadas, dolores musculares y articulares porque el romero por sus propiedades puede combatir todo eso. Los pasos para preparar el baño son los siguientes:

  • Hierve cuatro cucharadas de romero durante 15 minutos.
  • Después agrega la cocción a la bañera.
  • Luego echa el agua caliente o si padeces de mala circulación puede ser agua tibia.

3. Baño de limón y menta

Si tienes problemas de acné, espinillas, caspa, forúnculos, psoriasis o seborrea, este baño relajante casero te servirá por ser muy depurativo. Los ingredientes necesarios son:

  • El jugo de tres limones.
  • Hojas frescas de menta.
  • 15 o 20 gotas del aceite esencial de árbol de té.

Para preparar el baño deberás agregar los tres ingredientes a la bañera y removerlos muy bien por toda el área.

4. Baño de vino tinto

Está demostrado que los baños con vino tinto ayudan a mantener la piel firme, suave y joven. Y lo agradable es que no es tan difícil de preparar porque solo se debe agregar una botella de vino tinto a la tina o bañera y algún aceite esencial. Luego toma el baño.

5. Baño relajante de sulfato de magnesio

Este otro baño relajante casero ayuda contra el nerviosismo y combate muy bien el insomnio, la ansiedad, irritabilidad, el estrés y cansancio. Lo necesario será:

  • 100 gr. de sulfato de magnesio en polvo.
  • Algún aceite esencial relajante (lavanda, mandarina, limón, etc.).
  • Un preparado floral (opcional).

Este baño se prepara como los anteriores, pues solo deberás echar los ingredientes a la bañera y disfrutar de un cómodo y relajante baño para obtener todos los beneficios.

Como has podido leer, preparar un baño relajante en casa es muy fácil y lo positivo es que podemos encontrarnos con varios para cada tipo de situación. Haz el que más te convenga a partir de ahora para que los resultados lleguen cuanto antes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *